lunes, 10 de mayo de 2010

Marimar Vega se desnuda para “Daniel y Ana”

La primera vez que leyó el guión de “Daniel y Ana”, Marimar Vega sabía que debía hacerlo, sin importar que se tratara de su primer desnudo y acerca de una relación incestuosa.

Su papá, el actor Gonzalo Vega, le dijo que en la actuación había que arriesgarse y su hermana Zuria, también actriz, le comentó que la historia valía la pena.
Fueron las únicas opiniones que escuchó Marimar, de 26 años (14 de agosto de 1983) antes de ir a platicar con el director Michel Franco, quien fue ganador en el Festival de Huelva 2003 por su cortometraje “Entre dos”.
“Sí hubo un poco de nervios por el desnudo que se tenía que hacer, pero cuando platiqué con él y me explicó cómo lo iba a trabajar, cómo lo iba a tomar, se me quitaron”, recuerda. “Tampoco estuve pidiendo opiniones a todo mundo, yo tomé la decisión y punto, se trataba de una historia en donde el desnudo no importa, ni siquiera los reporteros de chismes lo hacen cuando ven la película”, agrega Marimar.
Y tiene razón. Los dos puntos que podrían provocar polémica o morbo entre el público están plenamente justificados desde el guión, basado en un hecho real.
“Daniel y Ana”, que llegó a la pantalla grande el viernes, es detonada luego de que su personaje junto con el hermano (Darío Yazbek, medio hermano de Gael García Bernal) sufren un secuestro en la ciudad de México. Ambos son obligados a realizar un video erótico, trastornando desde ese momento sus vidas.

De la TV al cine
Con esa película Marimar viajó al pasado festival de cine de Cannes, donde estuvo en competencia, y al de Morelia, donde arrancó ovaciones por parte del público y críticas favorables entre la prensa especializada.
La actriz, que se había dado a conocer en televisión gracias a culebrones como “Los Sánchez” y “Mientras haya vida”, demostraba que el encasillamiento no era lo suyo. Y además era un rostro nuevo en el cine mexicano, que en los últimos años ha sido dominado por las tres Anas y una Martha: De la Reguera, Talancón, Serradilla e Higareda. “¡Y seguramente van a decir lo mismo de Marimar en dos años, van a ver cómo le empiezan a llegar ofertas de cine!”, vaticina Michel Franco, el director del filme.

Historia controvertida
El póster promocional del filme contiene la leyenda: “De los creadores de El crimen del padre Amaro” y tendrá la advertencia de ser clasificación B-15, es decir, recomendable para mayores de 15 años. La anécdota que da vida al filme le fue contada por una psicóloga al director Franco con lujo de detalles, por lo que casi no hay nada ficcionado.
Antes de arrancar el rodaje se trabajó con ambos actores para aclarar puntos y que Darío se sintiera cómodo, pues después de todo su único acercamiento directo con un escenario había sido en una obra colegial. “La historia no es densa ni mucho menos”, considera Marimar.
La entrevistada no tuvo contacto alguno con documentos de incesto para enriquecer a su personaje. “Con el guión y la experiencia de vida que he tenido, de tener una familia, un hermano, un novio, es suficiente. La película trata de la relaciones humanas y de cómo se relaciona uno con la familia”, señala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails